temperatura de color - kelvin

La temperatura de color: ¿Cómo elegir la adecuada?

Al elegir iluminación LED para diferentes ambientes, es muy importante tomar en cuenta aspectos como la temperatura de color. Este valor es muy importante ya que cada ambiente necesita de un “color de luz” y viene determinado principalmente por la actividad que vayamos a realizar. 

Veamos los aspectos más importantes sobre la temperatura de color.

¿Qué es la temperatura de color?

La temperatura de color de una fuente de luz es definida a partir de la comparación de su color dentro del espectro luminoso con respecto al de la luz que emitiría un cuerpo negro calentado a una temperatura determinada. Por esta razón, esta temperatura de color se expresa en Kelvin (k), a pesar de no reflejar precisamente una medida de temperatura, por ser la misma solo una medida relativa.

Básicamente, la temperatura de color determina si las bombillas producen luz cálida, neutra o fría.

Una explicación un poco más profunda sobre este tema, vendría deteminada de la siguiente forma: un cuerpo teórico llamado cuerpo negro, el cual no absorbe ni refleja ninguna frecuencia lumínica, irradiará luz al aumentar de temperatura. De esta forma, a cada temperatura a la que se caliente, este cuerpo emitirá una determinada longitud de onda (color) que tendrá una energía máxima. Esa sería la temperatura de color

Temperatura de color de la iluminación LED

Podemos identificar tres tipos de temperatura de color de la luz LED:

1. Luz cálida 2700-3500k

Este tipo de luz tiende más hacia tonos rojizos. Es parecida a la luz que emitían las bombillas incandescentes y los focos halógenos. Este tono de luz es adecuado para iluminar zonas de una vivienda como salones, dormitorios y zonas de estar, ya que invita a la relación y crea ambientes acogedores. También se suele utilizar en tiendas de ropa, fruterías, panaderías, charcuterías y carnicerías. 

2. Luz neutra 3500-4500k

Esta temperatura de luz es muy versátil y natural; se convierte en una opción muy útil como luz general en viviendas y comercios. En el caso de las viviendas, es recomendable utilizarla en zonas como la cocina y baño, ya que en los salones y habitaciones puede resultar un poco fría y poco acogedora. Para áreas comerciales es muy adecuada como luz general por su capacidad para adaptarse a cualquier actividad.

3. Luz fría 5000-6500k

Una de las ventajas de la luz fría es que a la misma intensidad aporta una mayor cantidad de lúmenes, lo que genera una percepción mayor de luminosidad. Este tono de luz es adecuado para iluminar áreas de trabajo (talleres, oficinas, clínicas), fomentando la concentración y ayudando a no forzar la vista, sin embargo, es importante realizar una distribución adecuada para evitar deslumbramientos.

pantallas de tela para lámparas de mesa
Imagen: Photo by Joel Henry en Unsplash

La temperatura de color en nuestro día a día

La luz que percibimos del sol es capaz de variar su temperatura de color dependiendo de la hora del día o la presencia o ausencia de nubes. Esto se debe a que la luz solar tiene que atravesar más o menos cantidad de gases en la atmósfera dependiendo de la hora del día y su posición en el cielo, o según haya o no nubes, con lo que se absorben antes las frecuencias altas de la luz, esto es, una gama azul/ultravioleta para el día, y una luz más rojiza (cálida), sobre todo al amanecer y atardecer.

¿Quieres entender cuál es la incidencia de la luz en los colores? Veamos un ejemplo: en una habitación donde las paredes sean blancas y los muebles de madera clara, al ser iluminada con luces cálidas, se acentúan los tonos marrones de los muebles y las paredes absorben el color, destacando un tono amarillento aun cuando son blancas. 

Al contrario, si iluminamos el mismo ambiente con luces frías, se acentúan los tonos verdes y azules de los muebles y paredes, dándole un aspecto frío a la sala.

¿Qué es el IRC o índice de reproducción cromática?

El índice de reproducción cromática es un valor que se relaciona con la temperatura de color, al medir la capacidad de una fuente de luz para reproducir fielmente los colores, siendo 100 el valor máximo determinado por la luz del día

Debemos tener en cuenta que la mayoría de las bombillas LED y lámparas del mercado hoy en día, cuentan con un IRC de +80, el cual se considera adecuado para casi todo tipo de aplicaciones, aunque en determinados proyectos de iluminación sea necesario IRC de +90.

Conclusión

La temperatura de color es muy importante a la hora de crear los ambientes adecuados en los lugares adecuados, ya que esto influirá en cómo realizamos nuestras actividades en estos espacios y qué tan cómodos nos sentimos con ello. Puede que resulte un poco difícil tratar de relajarse en una habitación con una luz tan fría que parezca un hospital. De aquí la importancia de evaluar este aspecto al instalar la iluminación.

En Mega Lámparas tenemos lo que necesitas en productos de iluminación y servicios de iluminación en GuatemalaContáctanos.

Deja un comentario