cómo mejorar el confort visual

¿Quieres saber qué es el confort visual y qué aspectos tomar en cuenta para lograrlo? A continuación, te mostraremos los aspectos más relevantes sobre el tema. ¡Comencemos!

¿Cómo lograr un buen nivel de confort visual con la iluminación?

La luz es un elemento indispensable para nuestra capacidad de ver y para poder apreciar la forma, el color y la perspectiva de todos los objetos que nos rodean. La mayoría de la información que recibimos mediante nuestros sentidos la obtenemos por la vista, pero, al estar tan acostumbrados a disponer de la iluminación, damos por hecho que su labor es la óptima. 

Los seres humanos poseemos una increíble capacidad para adaptarnos a su ambiente y a su entorno inmediato. Sin embargo, no debemos olvidar que ciertos aspectos de nuestro bienestar, como nuestro estado mental o nuestro nivel de fatiga, se ven afectados por la iluminación y por el color de las cosas que nos rodean. 

La capacidad y el confort visual son tan importantes que, por ejemplo, desde el punto de vista de la seguridad en el trabajo, muchos accidentes pueden llegar a ocurrir por deficiencias en la iluminación, ya que a los trabajadores les puede resultar difícil identificar objetos o los riesgos asociados con la maquinaria, transportes, recipientes peligrosos, etc.

Y no solo en ese aspecto. Dotar a nuestro hogar de una buena iluminación posee mucha más importancia de la que podemos creer. La iluminación óptima es esencial para poder visualizar de manera eficiente nuestro entorno, en especial aquellos detalles que demandan un trabajo focalizado de nuestra vista. 

¿Qué es el confort visual?

El confort visual es un estado en el que intervienen una gran cantidad de factores, que hacen que nuestra vista sea óptima y se prevengan, de esta forma, posibles problemas relacionados con este sentido y los órganos que lo hacen posible. 

Las principales están relacionadas con la naturaleza, estabilidad y cantidad de luz, y todo ello en relación con las exigencias visuales de las tareas y en el contexto de los factores personales.

Algunos de los factores que intervienen son nuestra salud ocular y la iluminación. Por lo que, con la iluminación podemos lograr acercarnos a este nivel de confort visual de manera que resulte óptimo, sobre todo para las personas que realizan tareas visuales constantes y prolongadas.

4 factores para mejorar el confort visual a la hora de iluminar

Si la iluminación no es la adecuada, nuestro sistema de visión tiende a forzar su mecanismo y, si esto se repite de forma prolongada, puede causarnos problemas en la vista, además de problemas como falta de concentración, fatiga, dolor de cabeza e incluso estrés.

El adecuado diseño de un sistema de iluminación debe ofrecer condiciones óptimas para el confort visual. Para lograr este objetivo, deben trabajar de la mano arquitectos, diseñadores de iluminación y los responsables de higiene en el trabajo. La combinación de iluminación, el color de la luz, el contraste de luminancias, la reproducción del color o la elección de los colores son los elementos que determinan el clima del colorido y el confort visual.

Existen una serie de requisitos lumínicos que van a permitir una buena visibilidad en ambientes donde se realizan tareas visual

es por tiempo prolongado, lo que a su vez previene problemas en el sistema de visión. Veamos cuáles son:

1. Iluminación adecuada según el espacio

pantallas de tela para lámparas de mesa
Imagen: Photo by Joel Henry en Unsplash

No todos los espacios necesitan la misma iluminación, ya que se destinan a diferentes actividades. Los lugares donde necesitamos forzar más la vista requerirán una luz más potente, como las luces blancas o focalizadas en zonas de estudio o lectura, excelentes para lograr un mejor confort visual, a diferencia de los lugares donde fijamos la vista de manera general y en puntos lejanos.

2. Luz uniforme

cómo mejorar el confort visual
Evita los contrastes de luz para mejorar el confort visual – Foto de Remy_Loz en Unsplash

Los contrastes de luz no son adecuados para nuestro sistema visual y, por ello, nos alejan del confort visual. Por esta razón, es necesario dejar encendida una luz general, donde no haya suficiente luz natural, mientras trabajamos con otras luces más focalizadas.

3. Evitar deslumbramientos

Los elementos brillantes o reflectantes pueden crear deslumbramientos a nuestra vista que no son nada recomendables para nuestro confort visual. Por esta razón, evita instalar luces focalizadas cerca de estos objetos.

4. Evita las luces intermitentes

Opta por luces homogéneas que no varíen su intensidad en grandes contrastes, o por lo menos no de forma automática y constante, ya que las luces intermitentes pueden producir una sobrecarga en nuestro sistema visual, causando que deba encajar nuestra visión a los cambios de luz constantemente, trabajando de más.  

Conclusión

El confort visual es un factor muy importante a tomar en cuenta al momento de iluminar diferentes espacios, sobre todo, aquellos donde realizamos trabajos visuales más intensos, como en las zonas de estudio, trabajo o lectura. Por ello, es fundamental alinear las variables que nos permiten mejorar este confort, a la hora de iluminar.

En Mega Lámparas tenemos lo que necesitas en productos de iluminación y servicios de iluminación en GuatemalaContáctanos.

Deja un comentario